La realidad de comprar equipo usado.

Podríamos pensar que por estar hechos de acero en su mayoría, los equipos de peso integrado pueden durar muchos años. La verdad de las cosas es que cuando los equipos son sometidos a uso extremo hay partes que se van desgastando y dejan de funcionar al 100%.

Por ejemplo; las juntas de plástico que tienen las barras de peso, las poleas, los cables y desde luego la tapicería.

El tiempo de vida en óptimas condiciones es de 12 años, dependiendo el mantenimiento que se les dé. Los equipos que se ofertan usados regularmente ya tienen más de 10 años de uso, y aunque parezca que están muy buenos, la realidad es otra.

Categorías Blog

Deja un comentario